Club Atlético Juventud Unida

ESTAMOS CONDENADOS AL ÉXITO

EL CLUB

separadorseparador
logo

PROLOGO



En el comienzo de la década del Cincuenta, una gran efervescencia juvenil dio como resultado la fundación del CLUB ATLETICO JUVENTUD UNIDA.
Los animaba ese sano deseo de realizaciones en el campo social y deportivo, que querían protagonizar tomando decisiones como directivos o como socios de la entidad.
Esa bella idea no podía dejar de triunfar porque era impulsada por el propósito común de dar para el bien de todos.
Nuestro lema siempre vigente:
“Cultura en bien del pueblo, deporte en bien de la juventud”

INICIOS DEL CLUB

1950, “Año del Libertador General San Martín”, cien años se cumplían de su paso a la inmortalidad, el pueblo argentino todo, unido como nunca, honró la memoria del Padre de la Patria.
En los primeros meses de aquel año un grupo de jóvenes que en promedio tendrían 18 años, conversaba y cambiaba ideas sobre su futuro deportivo y su participación en el medio cultural. No había escuela secundaria, muy pocos y con muchos sacrificios podían ir a estudiar.
No nos sentíamos representados por las instituciones existentes, y no teníamos participación en ellas, por ello la sangre joven de esta TIERRA FRIA, corría caliente por nuestras venas y algo tenía que suceder, no podíamos seguir así, no nacimos solo para trabajar de sol a sol. Pensábamos, leíamos, cambiábamos ideas,.
La verdad es que muy poco consultábamos con nuestros mayores sobre esto, esta era nuestra idea, una empresa difícil, dura y de sacrificios, sin dinero y con un futuro incierto. Pero que importa todo esto cuando uno es joven y tiene ganas de ser alguien en la vida.
Soñábamos con una institución DEPORTIVA, CULTURAL, SOCIAL, integrada a Alpachiri y a su región. Después de algunas reuniones importantes en las cocinas de las familias de Don Julián Delmas y de Don Manuel Arias, entre mate y mate maduró la idea y en un mes frío de junio nació EL CLUB ATLETICO JUVENTUD UNIDA.
Así fue que el día 15 de Junio del año en cuestión se nombró una comisión provisoria para informar a los vecinos y preparar una asamblea popular con la finalidad de, en forma democrática, formar una comisión que rija los destinos del club, organice sus actividades, hacer los trámites jurídicos necesarios y darle forma definitiva a la nueva institución. A dicha asamblea concurrió una importante cantidad de vecinos, realmente mas de los que esperábamos, setenticinco en total, en su mayoría jóvenes, nuestros padres, hermanos, autoridades locales, profesionales, gente del comercio y del campo que en forma inmediata nos dieron su respaldo solicitándonos formar parte del club como socios activos. Esa noche festejamos por primera vez un éxito rotundo de la nóbel institución.
Al otro día la mayoría confesó que poco habían podido dormir, habíamos pasado la noche soñando con un JUVENTUD UNIDA exitoso tanto en la faz deportiva como social, aportando lo suyo para engrandecer Alpachiri.
Estabamos en marcha, ya nada nos detendría, algunos agoreros nos daban seis meses de vida, otros nos daban un año, nosotros sabíamos que el año 2000 estaba muy lejos y que muchos no llegaríamos a el, pero si la institución que fundaron un grupo de jóvenes, con ganas de trabajar y de progresar.
Algo nos faltaba, algo sumamente importante, aún no participaban de esto las mujeres de nuestro pueblo; así surgió la idea de convocarlas a una reunión de damas, la que realmente fue un verdadero éxito. Esa comisión fue la encargada de organizar festejos, ornamentar los salones para las fiestas, atender las mismas, que era de donde salían los pocos pesos que nos permitían seguir adelante.
Jugábamos al fútbol en nuestra primer cancha, ubicada en la manzana donde hoy está el hospital, la que lógicamente era prestada. Limpiamos el terreno, marcamos la cancha, pusimos los arcos los que durante algún tiempo no tenían redes, por supuesto que las barandas y el alambrado olímpico tampoco estaban. Concurrían muchos vecinos para ver jugar a nuestro equipo, lentamente nos fuimos equipando, para ello los miembros de la Comisión Directiva pagaban la entrada a los partidos y hasta los jugadores que podían también lo hacían, en una demostración clara del espíritu que nos unía.

NUESTRA PRIMER ACTA:

imagen

No fue tarea fácil elegir nuestros colores, nuestra camiseta no podía ser la de Boca ni de la River, menos aún la de Estudiantes, en un principio nos pareció buena idea adoptar la camiseta de uno de los llamados cuadros chicos del profesionalismo, el primero fue Newls, pero otros cuadros de la zona ya la tenían, entonces pensamos en otros club del cual no hubiera ni un solo hincha entre nosotros, así surgió la idea de adoptar la camiseta de Rosario Central, azul y oro pero a bastones.
Al poco tiempo creamos la biblioteca, su nombre fue discutido, incluso en varias reuniones, pero al fin de cuentas se resolvió por unanimidad ponerle el nombre de LIBERTADOR JOSE DE SAN MARTIN. Funcionaba en la Secretaría del club y con el correr del tiempo la fuimos poblando de libros, los que eran leídos por una importante cantidad de socios, en los tiempos en que la lectura era el exclusivo medio para la formación y el desarrollo de las personas.
Un hecho significativo, cuya idea surgió del seno de la comisión de damas eran las actividades teatrales, de las que participaban aficionados de nuestro medio que lo hacían con unas ganas envidiables. La dirección de las obras estaba a cargo de distintas socias del club, las que trabajan muy duro al igual que todos los que colaboraban con ellas. Incluso varias de las obras se presentaron en pueblos vecinos, y cuando la puesta en escena era en nuestra localidad, venía gente de otros pueblos a disfrutar de ellas. Obras como “Los Mirasoles”, “Barranca Abajo”, “Mi Hijo el Doctor”, “La Gringa”, y tantas otras formaron parte de aquel grupo de teatro de nuestro querido Juventud.
Todo marchaba bien, pero toda familia necesita de una casa donde vivir, de su propio techo donde cobijarse, y nosotros no lo teníamos, sueños nos sobraban (la cancha propia, la sede social, un gimnasio) pero nos faltaba lo más importante: la plata. Pero eso era solo un desafío más, nos pusimos manos a la obra, festivales, colectas, rifas, así durante casi un año, pero al momento de concretar la compra lo recaudado no era suficiente. Como el Señor aprieta pero no ahorca un vecino nos presto lo que faltaba, a devolver a largo plazo, cosa que pudimos hacer.
Así Juventud Unida, concreto el sueño de la casa propia, donde pudimos desarrollarnos como institución y donde hoy se erige todo lo que conforma su patrimonio, edificado durante estos cincuenta años de mucho trabajo, pero también de muchas satisfacciones.
Durante todo este relato recordé muchos nombres, de las primeras épocas y de las más recientes, algunos aún viven en Alpachiri, a otros el destino los llevo lejos y otros que ya descansan junto a Dios. Por respeto a todos ellos y por temor a olvidarme de alguno no escribí la lista pero invito a ustedes a recordarlos, a todos y a cada uno, en esta fecha tan especial para nuestros sentimientos.

HUGO ANIBAL ARIAS FUNDADOR

ANECDOTAS ERAN LAS DE ANTES......

...Allá por el año 1953, en una tarde de otoño, en la que el Pampero se hacia sentir.... Eran los albores del CLUB JUVENTUD UNIDA, y la cancha de deportes estaba en el lugar que hoy ocupa el hospital y sus alrededores, que era un baldío plagado de yuyos y renuevos, el cual se había limpiado para jugar allí fútbol en lo que llamábamos cariñosamente como “EL POTRERO”.... ocurrió que mientras se disputaba un partido un fuerte shot de un jugador mandó la pelota fuera de la cancha hasta la calle hoy Buenos Aires, tomando esta gran velocidad por efecto del viento, cruzando las vías del Ferrocarril. La quisieron alcanzar, pero el esfuerzo fue infructuoso y tuvo que correrla a caballo un chico que estaba mirando el partido, el que recién pudo hacerlo en la quinta que actualmente pertenece a don Enrique Gerhardt.

imagen
Dardo Baez, Edmundo Willging, J. L. García, Rolando Delmas, Franklin Arias, Juan Haberkorn, José Yuschak, Facci, Toto Castello, Jorge Muller, Cholo Fernández, Nito Santiago, Roberto Mosquera, Choque Willging y Gaspar Diser.

TAMBIEN TEATRO:

En un clima de unión solidaria de los jóvenes, surgió la iniciativa de presentar una obra de teatro , con los socios del club como actores. Necesitaban a alguien que los dirigiera. Fue entonces cuando, por sugerencia de Soledad García, quién ya había realizado esa tarea en años anteriores, me pidieron que me hiciera cargo de conducirlos.
Con cierto temor, y también con algo de audacia, ya que sería la primera vez que habría de asumir tal responsabilidad, acepté la tarea. Tenía el intimo sentimiento de que con dedicación podría ayudarlos a interpretar las situaciones vitales que una obra de teatro contiene, para luego llevarlas a escena.
Me trajeron las obras completas de Florencio Sánchez para que eligiera la que yo considerara más conveniente. Me decidí por “LA GRINGA” porque la veía como expresión acabada de situaciones sociales e individuales arraigadas en la sociedad argentina.
Los ensayos se hacían diariamente, después de cenar, en la sala del cine-teatro donde habrían de presentarse al público. Esas sesiones duraban hasta minutos antes de que la usina dejara de brindar luz, casi una hora después de medianoche. Era un esfuerzo importante para todos, porque a la mañana siguiente debíamos levantarnos temprano para trabajar. Pero había entusiasmo y noción del compromiso contraído. Nadie faltaba.
El primer encuentro fue para asignar roles. A cada uno le hice decir una parte del texto y de esa prueba surgió mi elección. Valoré mucho la actitud de estos muchachos que aceptaron de buen grado los roles asignados, que rápidamente memorizaron las letras y que dócilmente seguían mis indicaciones. Lo mismo digo de Antonio Arias, que habiendo sido protagonista en varias presentaciones anteriores, efectuadas en el pueblo, aceptó un papel que no era el principal. Lo desempeñó con la solvencia que lo caracterizaba , con loable colaboración, teniendo en cuenta que no era socio del Club.
Después de lago más de un mes de ensayos la obra fue presentada. El público la aplaudió entusiastamente. El pueblo celebraba el triunfo de sus jóvenes y lo compartía. El hecho dio lugar a una segunda función a sala llena.
El logro se debió sin duda a la unión de esa hermosa juventud que se brindó dando muestras de un maduro sentido de compañerismo y colaboración. También fue un triunfo para mí, pero no hubiera podido alcanzarlo si el elenco no hubiera estado integrado.
Con este precedente, al año siguiente pudimos ofrecer “ASI ES LA VIDA”, que nos deparó igual satisfacción que la anterior.
Hoy, en el cincuentenario de JUVENTUD UNIDA, celebro con sus fundadores y sus actuales socios el progreso alcanzado, su permanencia como entidad social y que sigan siendo uno de los puntales en la vida cultural de Alpachiri.

CARMEN LUISA MOYANO

TAMBIEN ACTUAMOS EN CAMPOS

El Club tuvo su actividad teatral a partir del año 1952, con un elenco de aficionados, jóvenes de la institución, que con perseverancia admirable ensayaban de noche, durante meses, antes de presentar una obra.
Así llevaron al escenario obras de Florencio Sanchez como “LA GRINGA” y “BARRANCA ABAJO”. “ASI ES LA VIDA”, “SAN ANTONIO DE LO COBRES”, “MI HIJO EL DOCTOR”. Obras dirigidas por Soledad García, Carmen Moyano y Dardo Vallejos.
Se representaban el Cine Edison, que se vehía colmado en todas las presentaciones.
En cierta ocasión, nos invitaron para actuar en General M. J: Campos, con la obra “BARRANCA ABAJO”. La función sería un sábado, día en que salía tren a Buenos Aires a las 15 horas. El elenco viajó en tren, Perla Vallejos fue la encargada de sacar los pasajes. Al llegar a destino fuimos guiados por un miembro de la comisión del Club Unión hasta el salón.

imagen

Grande fue nuestra sorpresa cuando comprobamos que no habían armado la escenografía ni el telón.
Los “artistas” tuvimos que conseguir herramientas y ponernos a trabajar. Terminamos con el tiempo justo para vestirnos y entrar a escena, pues comenzaba a llegar el público.
Al terminar nos ofrecieron una cena, la que estuvo muy divertida y apetitosa (con el hambre que teníamos). Volvimos a Alpachiri, la mayoría en camión, porque los coches escaseaban por aquel entonces, con la convicción de que habíamos vivido una experiencia que no olvidaríamos jamas.

imagen

INTEGRANTES DE LAS DISTINTAS COMISIONES

Achiller, Mauricio Croxalt, Pedro Indchak, José Santiago, Mercedes A. Allasia, Carlos Alberto Delmas, Carlos Indchak, Rebeca Schmidt, Alejandro Alvarez, Antonio Delmas, Conrado Kissner, Evaristo Schmidt, José Ricardo Alvarez, Florencio Delmas, Julián Klat, Adolfo Schmidt, Reynoldo Alvarez, Rafael Delmas, Norberto C. Kloster, Juan Schoffer, Roberto Alvarez, Roberto Delmas, Norma Emilce Koller, Andrés Schroeder, Marcelo Alvarez, Teresa P. Delmas, Orlando Koller, Juan Carlos Schwallier, Aurelio Araneda, José Luis Delmas, Osvaldo Koller, Raúl Schwallier, Manuel Arias, Amilcar Delmas, Osvaldo J. Kollman, Zulema Schwallier, Oscar Arias, Armando Dietrich, Venancio Konrad, Clemente Scmiedt, Alberto Arias, Dardo Elsenbach, Juan Irinieo Kunuch, Arturo Scwallier, Venancio Arias, Franklin Manuel Erijimovich, Enrique Lavalle, Alfonso Seibel, Juan Carlos Arias, Héctor Fernandez, Elba Lavalle, Claudio Seibel, Ema Arias, Hugo Aníbal Fernandez, Roque Luzuriaga, Omar Stalldecker, Ofelia Mercedes Arias, María Eusebia Ferreti, Enrique Macchi, Luis Stegman, Anselmo Arias, Roberto Frank, Alejandro Martinez, Aníbal Stickar, Juan Pedro Bardón, Antonio Frank, Fabiana Mollecker, Celestino Stritzler, Natan Bechara, Asad Frank, Joaquín Mosquera, Jesús Vallejo, Felix Bechara, Elida Frank, Reinaldo Mosquera, Joaquín Vallejo, Isidro Alberto Bechara, José J. Gameza, Cesar Moyano, Carmen Vallejo, Roberto Becker, Marta García, Luis Muller, jorge Villegas, Omar Bender, Andrés García, Soledad Muller, Roberto Weiman, Ricardo Bender, Néstor García, Toto Noll, Martín Wilging, Edmundo Blumhager, Rodolfo Garrais, Alberto Ottermín, Ignacio Willging, Edmundo Bordzy, Nicolás Gigena, Amabel Ottermín, Ramón Willging, Federico Bretthauer, Gaspar Gonzalez, Evelina Peraggini, Vicente Willging, Héctor Burgardt, Alberto Gonzalez, José Ricardo Pescatore, José Willging, Oscar Burgardt, Estela M. Gonzalez, Raúl B. Popoviech, Saturnino Willging, Teófilo Burgardt, Norberto Pedro Gonzlez, Secundino Prat, María Luisa Zink, Angel Castelli, Aníbal Haberkorn, Jorge Puhl, Vicente Zink, Anibal Castelli, José Haspert, Juán José Rabanal, Juan A. Zink, Elbio Castelli, José (Hijo) Herman, Rufino Rausch, Horacio Zink, Mario Chaparro, Rubens Hernandez, Ventura Redel, Teodoro Zopa, Angel Chavez, Eduardo Hiperdinger, Antonio Reynoso, María E. Zuccari, José Ignacio Chavez, Gregorio Hipperdinger, Heraldo Sack, Anibal Juan Chavez, Leonor R. Holzman, Carolina Saenz, Carlos Loreto Costoya, Gustavo Human, Orlando Saenz, Omar Manuel

UNA HINCHA DE LA PRIMERA HORA

...Recuerdo que en el año 1950, cuando se fundó Juventud Unida, vinieron a casa Isidro Vallejos, Bernardo Gonzalez y Pepe Yuchack, respaldados por Benjamin Arias, a solicitarle a mi esposo Bernardo una colaboración para el nuevo club que acababa de fundarse.
En esa entonces trabajaba en la carnicería de nuestra propiedad Amabel Gigena, quien más tarde se desempeñaría como arquero del primer equipo del club. Aunque es necesario decir que el primer arquero que tuvo Juventud fue Pescatore, que trabajaba de cartero en el pueblo.
Las primeras camisetas y los banderines del Club fueron cocidos por mi cuñada “Porota” Rodriguez.
Por es entonces tenía 20 años y recuerdo que la cancha estaba ubicada donde hoy se encuentra el Hospital, la llamábamos “El Potrero”, por su sencillez. Estábamos tan orgullosos de ese campo de juego!. Con mi esposo Bernardo, íbamos siempre a la cancha y llevábamos a nuestros hijos (Hipolito y “Bataraz”) los que luego serían jugadores del club.

imagen

A partir de su fundación, cada aniversario se realizaba una cena para festejarlo. El menú era íntegramente preparado por las damas de la institución, se pedían donaciones de tortas para el postre y en cuanto a la bebida preparábamos un “coctail” que muchos probaban generosamente.
Recuerdo que en el año 1967 fuimos a Uriburu a jugar un partido por el campeonato y de regreso se desató una gran tormenta; la lluvia anegó los caminos y nos quedamos encajados con la camioneta. Bernardo tuvo que ir caminando bajo la lluvia hasta la chacra de Don Gaspar Burgardt a buscar auxilio, Alejo Burgardt con el tractor nos trajo a remolque hasta el pueblo.
Hermosos tiempos aquellos, salíamos con los chicos a los partidos sin medir los riesgos, Macachín, Rolon, La Maria Luisa, volaban los cardos cuando los inviernos eran ventosos.
Mi hijo Horacio (“El Bataraz) cuando era chico lloraba sentado en el cordon de la vereda cada vez que Juventud perdía un partido, consolado por su tío Antonio Sabugo que salía de su casa al escucharlo....

MARTA BECKER DE SABUGO

imagen

EL FUTBOL DE LAS PRIMERAS EPOCAS.

ANECDOTAS Y RECUERDOS.

En 1950 debí alejarme de Alpachiri e ir a estudiar a Santa Rosa; de regreso en vacaciones, los amigos habían creado el CLUB JUVENTUD UNIDA. El fútbol era y fue mi pasión – quizás sobre todas las cosas – desde la de trapo en la esquina de Celedonio Arias, para pegarle al farol de la calle (hoy inexistente) hasta la N° 5 nueva en Buenos Aires.
Entonces apenas llegado de Santa Rosa, mi padre, con panadería a la que concurrían clientes simpatizantes de ambos clubes, me dice: “Nito se como te gusta el fútbol; juega con todos, pero en particular para ninguno. Sólo estás de vacaciones.” Quizá intentaba que algún cliente no se alejara por simpatías opuestas. ¡No pudo logarlo! Y los colores Azul y amarillo vistieron mi cuerpo; con corazón y alma me brindé a ellos. He jugado muchos años SOLO UNA VEZ ME EXPULSARON! Y saben quién fue? Hugo Arias. En la cancha de Juventud recibíamos a Pampero de Gautraché.
Se acuerdan de Suarez el canchero?, se había ido a vivir a Guatraché y su hijo Luis venía con ellos. Me hicieron penal, yo iba a ejecutarlo (siempre el primero de cachetada a la izquierda del arquero, bien abajo, junto al palo). Voy a tomar envión y se suelta Luis: “ojo a tu izquierda y abajo”, hice lo que nunca debe hacerse , en el medio de la carrera cambio y fue al medio, fuerte, lo atajó, voy al rebote chocamos; Hugo me expulsó. UNICA VEZ QUE ME EXPULSARON, UNICO PENAL ERRADO.
Cierro los ojos, me veo, con la amarilla y azul de Juventud, glorioso Club, cuanto amor tengo guardado.
Me aleje de ti Alpachiri, como un hijo de su madre, más nunca te olvide. Siempre es pronto nunca es tarde.

imagen
FranciscoRamsauler, Jorge Muller, Josè Yuschak, Juan C. Stalldecker, Hector Willging, Edmundo Willging, Josè L. Garcìa, Franklin Arias, Rolando Delmas, Juan Haberkorn, Dardo Baez, Roberto Mosquera, Nito Santiago, Gregorio Chavez, Samuel Chavez, Alfonso Willging, (mascota) Hector Arias.

imagen
Armando Arias, Hugo Arias, “Chiche Fernández, José l. Garcia, Dardo Baez, Isidro Vallejos, Amabel Gigena, Juan Haberkorn, Loreto Saenz, Florencio Alvarez, Marcelino Gigena, Rolando Delmas, Conrado Delmas, Gregorio Chavez, Hector Fernandez

Transcurría el mes de junio de 1950, cuando recibí la noticia de que en mi pueblo se había formado un nuevo club, que llevaría el nombre de Juventud Unida. Por ese entonces me encontraba radicado en Santa Rosa. Sin duda alguna fue una saludable novedad, ya que muchas veces, sin ánimo de polemizar, nos sentíamos desplazados al no poder jugar al fútbol, único deporte que podíamos practicar en aquellos tiempos. A partir de entonces jugué alternativamente en equipos de Santa Rosa como Fortín Roca, Independiente, All Boys y mi querido Juventud Unida, ya que las ligas eran distintas. En 1963 me radique nuevamente en Alpachiri, incorporándome definitivamente a Juventud, donde finalice mi etapa de jugador, posteriormente fui director técnico y dirigente en distintas etapas.
En lo personal me siento largamente satisfecho por mi paso por la práctica de este hermoso deporte, comencé a jugarlo en el Club Deportivo Alpachiri, mi debut en primera fue a los 13 años. Con el correr del tiempo integré varios y muy buenos equipos, mencionados anteriormente.

imagen
José Castelli, Rolando Delmas, Eduardo Gigena, Jacobo Mollecker, Marcelino Gigena, Martinez, Pedro Haberkorn, Conrado Delmas, Luis A. Lopez, Osvaldo Hirch, Hector Villegas.

El logro más importante fue el campeonato de la zona sur con Juventud Unida en el año 1957. Otro resultado que recuerdo fue el triunfo del Seleccionado de la Zona Centro Sur sobre su similar de la Liga Cultural el que estaba integrado por jugadores de la Ciudad de Santa Rosa. Ese partido se jugó en la cancha del Club Atlético Macachin, ante una verdadera multitud.
Otra satisfacción personal, fue haber integrado el Seleccionado de la Liga Cultural, que participaba del Campeonato Argentino, jugué contra equipos profesionales como Gimnasia y Esgrima La Plata, River Plate, cuya portería estaba defendida por el legendario Amadeo Carrizo. En el transcurso del año 1962 ese equipo, integrado por jugadores amateurs, venció al primer equipo de Newls Old Boys de Rosario por cuatro goles a uno y tuve la suerte de convertir el segundo gol de mi equipo el que permitió volcar la balanza a nuestro favor.
Luego de corretear por infinidad de canchas y transcurridos 25 años desde mi debut en primera, baje el telón jugando con la camiseta de Juventud Unida, a quien le di mis mejores años.
Soy un eterno agradecido a este Club, dado que a muchos jóvenes de Alpachiri les dio la posibilidad de jugar al fútbol, y la oportunidad de desarrollarse como dirigentes.
Hoy al cumplir 50 años debemos sentirnos satisfechos de los logros obtenidos y la infraestructura que posee nuestra institución, la que a no dudarlo, está siendo muy bien aprovechada por los jóvenes que practican distintas disciplinas deportivas.
Un recuerdo emocionado para todas las familias y amigos que integraron el Club, y que ya no están, que posibilitaron la realidad presente. Este Club siempre tuvo las puertas abiertas para recoger amigos, ideas y proyectos.
FELICES 50 AÑOS QUERIDO CLUB ATLETICO JUVENTUD UNIDA. SIEMPRE ADELANTE.

CONRADO A. DELMAS

LA VUELTA OLIMPICA DEL CAMPEONATO DE 1957

imagen

EL EQUIPO CAMPEON

imagen
Francisco Ramsauer, Florencio Alvarez, Luis A. Lopez, Amabel Gigena, Isidro Vallejos, Juan R. Delmas, José Castelli, Dardo Baez, Vicente Pieraggini, Marcelo Gigena, Roberto Mosquera, Gregorio Chavez y Hector o. Villegas. Tambien formaban parte del equipo: Conrado Delmas, Celestino Mollecker, Jacobo Mollecker.

....Era una pista, si pero una pista de baile al aire libre (en el lugar donde hoy alegramos la vista con un parque, un espacio verde muy lindo y prolijo), donde amanecíamos acomodando nuevamente las sillas de paja y las mesas de madera (en el lugar donde hoy funciona la parrilla) luego de cada velada danzante, las que siempre eran exitosas. Y para que contarles de lo “tapa caras” de lienzo que, para mal de los curiosos, colocábamos con grandes toscas acarreadas con esfuerzo.
Son muchas las personas que habría que nombrar, pero tengo que destacar a Mario Zinck, que estaba en todas, pese a que eran muchos los que se brindaban por los colores azul y oro del CAJU.
Corría el año 1960, y luego de haber estado, por razones de estudio, dos años fuera de la localidad, volvía y me arraigaba en Alpachiri, para trabajar junto a mi Padre (Assad Bechara )y mi tío (Antonio Bechara). Allí comenzó mi carrera futbolística en el Club y debuto en un cuadrangular en la cancha del Club Deportivo, contra el Club Atlético Macachin, a quien derrotamos con un gol mío, esa fue mi primer gran emoción. No me olvidaré nunca de los viajes en camión, ívamos cantando y según el resultado, volvíamos riendo o no. ¡¡Uy!!, los viajes con los camiones de “ Don Manuel”, siempre dispuestos para el Club. Recuerdo un Domingo que teníamos que jugar en Anchorena, salimos con dos camiones de Arias, uno cargado con cajones de cerveza (ese seguía viaje hacia Buenos Aires) y en el restante íbamos nosotros, nos quedamos encajados en los médanos de la Estancia de Clement, tuvimos que sacar arena con las manos. ¡Que experiencia!, así y todo llegamos a jugar y ganamos, regresamos realmente contentos ese día.

imagen

Como olvidar los clásicos con Deportivo, se vivían muchos meses antes, se lloraban y se reían, todos los queríamos jugar. En realidad todos los partidos de aquella época eran clásicos, la gente nos acompañaba y nos alentaba, las caravanas, las bocinas estridentes, las banderas que flameaban, la ropa que se revoleaba, el pueblo se alegraba.
El trabajo de marcar la cancha y poner las redes era otra de las tareas importantes, de las que muchos participaban (sería imposible nombrarlos a todos), hasta con linternas terminábamos los trabajos.
La más grande emoción, para mi, fue el campeonato del año 1966, Campeones de la Liga Cultural, luego jugar el Torneo Mayor, y ganarle a All Boys, cuando estaba en la cumbre con un plantel muy poderoso y de renombre.
Todos se deben acordar, el regreso de un partido en la Localidad de Uriburu por el Torneo Mayor, cuando se desató una lluvia torrencial que limitó el regreso de jugadores y simpatizantes, claro no era época de asfalto, todo se hacía a pulmón y con mucho amor.

JUVENTUD UNIDA CAMPEON 1966

imagen

El reloj es tirano, las horas pasan, los días, los meses, los años...y llegaron las “Bodas de Oro”. Es necesario recordar, son muchas las anécdotas que quedan sin mencionar, pero las vivimos y hoy las recordamos con nostalgia, pero a su vez con alegría, por que aunque hoy se ve la cancha vacía, también se enorgullece con ver todo el progreso en la parte social. Este éxito actual, con una economía bien saneada, no solo es de la actual comisión, sino el fruto del paso de muchos hombres y mujeres que quisieron al Club, poniendo todo de su parte, lo material, el esfuerzo personal.
Un beso, un abrazo, una lágrima, que el éxito del momento puedan disfrutarlo nuestros hijos y nuestros nietos. ARRIBA CLUB ATLETICO JUVENTUD UNIDA. SIEMPRE ADELANTE.

JOSE JORGE BECHARA (PEPE).

Mis comienzos en el Club Juventud Unida se deben, en principio, al seguir los pasos de mis hermano mayores Mario y Anibal.
Recuerdo mi primer campeonato infantil organizado por el Club, el equipo lo dirigía Benito Dieser, tenía en ese entonces 11 años. Cuando por fin cumplí los 13 pude integrar el plantel de la reserva, ya los 14 nos consagramos campeones invictos en esa división. De ese equipo salieron varios jugadores que luego integraron el equipo de primera división. Recuerdo que en un partido que jugabamos, tenía mis zapatillas rotas, y termine jugando con una sola, don Assad Bechara, en un gran gesto me regalo un par de botines “Sacachispas”, eso para mi fue inolvidable.

JUVENTUD UNIDA CAMPEON 1966 2ª DIVISION

imagen

Mi debut en primera fue contra Miguel Riglos, oportunidad que me dio Conrado Delmas (yayo). Más alla de los resultados y títulos, quiero resaltar la hombría de bien que siempre prevaleció en el Club, no solo en sus directivos sino también en los compañeros que tuve.
Como jugador recuerdo distintas etapas y distintos compañeros, comenzando por los arqueros, quien puede olvidar las atajadas de “Colon” Fortti; y al siempre dispuesto e infalible Ricardo Waimann, siguiendo por la calidad del zaguero central “Coco”Frank, la fuerza y el orgullo de Dardo Arias; la velocidad y el espectacular salto de Roberto Figueroa; la seriedad, solvencia y respeto dentro y fuera de la cancha de “Pepe” Bechara; un gran jugador, fino, “Jope” Saenz; el amor propio del “Chueco” Sieira; un gran jugador, buen cabeceador que siempre admire, el “Indio” Gomez.
Un párrafo especial, para un gran jugador, que de haber jugado en la época actual, hubiese llegado al fútbol profesional , estratega, goleador, inteligente, me refiero a Benito Dieser. No puedo dejar de mencionar a su hermano Alberto.
También integraron distintos equipos jugadores de calidad humana como “Chirola” Suarez, el desaparecido “Cacho” Rechimond, “El Negro” San Sebastian, “Nito” Rath, el temperamental “Hipolito” Sabugo. Participando de una buena campaña en el Torneo Mayor, los hermanos Oscar y “Bochin” Fermanelli, Jorge Muller y Petto.
Jugadores que dieron todo como el “Ruso” Burgardt, la fuerza de Oscar Dietrich, la velocidad de “Cacho” Rauser, el “Ruso” Galinger, Suhurt, “Tono” Loyola, “Colores” Allasia, Sergio Ramborger, Carlos Largayoli. Tambien estuvieron presentes en los últimos años de fútbol el “Gordo” Rauch, Poli, Estranchagues, el “Cata” Kisner. Una gran persona y compañero, lamentablemente desaparecido, Jorge Becher.
Una mención especial para un jugador y amigo de mi infancia, dio todo, su fuerza, temperamento y amor propio, todo un simbolo de nuestro querido Club, “Bataras” Sabugo.
Lo mismo para una persona que dedicó muchas horas de trabajo en silencio, durante la semana y los domingos, fue con orgullo lo mejor que tuvimos en la zona, masajista, kinesiólogo (y hasta médico) del club durante muchos años, me refiero a mi hermano mayor Mario Zinck.
Quiero agradecer a “Yayo” Delmas, que de chico me dió la posibilidad de jugar, apoyando y aconsejándome, de la misma manera quiero hacerlo con Hugo Arias y el “Negro” Villegas.

imagen

Escribiendo, llegan a mi memoria algunas anécdotas que creo son un lindo recuerdo como la de aquel día domingo de clásico, con nuestro tradicional rival Deportivo, iba al cementerio y una señora simpatizante de Deportivo, me pide que la lleve hasta allí. Al regresar a su casa, como agradecimiento, me desea suerte para el partido de la tarde, Le contesté que si ganábamos la llevaría todos los domingos al cementerio. No solo ganamos, tuve la suerte de hacer el gol del triunfo. Pese a todo la promesa nunca la cumplí.
En un partido de dientes apretados contra La Maria Luisa, tuve un enfrentamiento futbolístico y verbal con el jugador Jorge Muller, durante todo el encuentro, a cara de perros los dos. Faltando pocos minutos tuve la suerte de hacer un gol de cabeza, el del triunfo. Cuando el arbitro pitó el final fui a saludarlo, creyendo que ya todo había pasado, me insultó, me saco corriendo, corrí más rápido que durante todo el partido, la cancha no tenía alambrado olímpico, por suerte un incha nuestro Miguel Wunderlich, que entraba a festejar, me salvo un poco, ligando el la peor parte, mientras yo desesperado buscaba el camión que me sirviera de refugio, los muchachos desde el “buche” me pusieron a salvo.
En una oportunidad jugábamos de visitante contra Ataliva Roca, Anibal, mi hermano, insistió para que fuera en su auto, yo en realidad desconfiaba un poco del auto porque tenía algunos problemas, pero ante su insistencia fui con el vehículo. Terminado el partido, me dice: “anda por Atreu Co, el camino más corto, que yo te sigo más tarde (el estaba manejando otro vehículo). Regrese por ese camino, pero el auto se quedo sin aceite. Anibal nunca volvió por ese camino. Nos quedamos con Marta, desde el día domingo hasta el lunes al medio día, en pleno invierno, con una helada impresionante, sin calefacción y tapándonos con algunas camisetas transpiradas.
Tuve la suerte de festejar mi fiesta de casamiento en las instalaciones del Club.
Como broche final agradezco a Dios por el pueblo donde nací, por la familia que me dio y por esa gloriosa institución que puso frente a mi, para que pasara los mejores años de mi vida. Agradezco además esta oportunidad que me han dado de poder sintetizar los recuerdos vividos en mi querido club.
Agradezco, de todo corazón a su Presidente, Juan R. Delmas, a la Comisión Directiva, y a todos los que colaboran en este esfuerzo de unirnos y celebrar estos jóvenes cincuenta años de vida.

“BETO” ZINCK

JUVENTUD UNIDA 1974

imagen
“Coco” Frank, Dardo Arias, Ricardo Waiman, “Bataraz” Sabugo, “Colon” Fortti, “Petiso” Figueroa, “Beto” Zinck, Mario Zink, “Nito” Rath, Enrique Andres, “Coco” Gomez, “Chueco” Sieira, “Diente” San Sabastiàn, “Pepe” Bechara.Acompañan al equipo: “Pele” Haberkorn, Jorge Dietrich y Yamil Delmas.

JUVENTUD UNIDA POEMA

Eran un puñado
tan solo un puñado de muchachos locos
con sueños, problemas, ilusiones, dudas.
¿Amigos? Hermanos los hizo la vida.

Estaban buscando un lugar,
un grupo, adonde insertarse
con libertad plena,
para hacer deportes, divertirse
después del trabajo.

Y una noche fría, un 15 de junio,
allá en la cocina de Doña Silvana
charlando, soñando, planeando dijeron:
¿Si hacemos un club?

Sí formemos un club, adonde podamos
tener nuestra cancha y jugar al fútbol
¡nuestro propio equipo!
Y organizar bailes, junto con las chicas.

¡JUVENTUD UNIDA! así lo llamaron
y fueron sus padres los que respaldaron
esa idea nueva, ese desafío
que ellos se impusieron y que concretaron
con fe y constancia.
Y poquito a poco tuvieron su tierra,
Pusieron los árboles, hicieron la cancha
y la famosa “pista”
que albergo lo bailes, con orquesta, claro
inundando el barrio de música y risas.

Y ahora que estamos
Justo en los cincuenta,
el club tiene bochas, paddle,
bar, confitería, parrilla y gimnasio.


Y nunca terminan, aquellos afanes
de seguir creciendo
de hacerlo más lindo
para nuestro pueblo, para nuestros niños.

Ojalá que siempre, surjan las personas
que sigan la obra de aquellos primeros
y sigamos juntos, con todo el fervor
¡JUVENTUD UNIDA! Nuestro viejo amor. ELY

imagen

MENSAJE DEL PRESIDENTE DN. JUAN ROLANDO DELMAS

¿Puede una institución pueblerina constituirse en motivo permanente de atención y preocupación, llámese dirigente, hincha o simpatizante?. Considero que si, en la medida de que esa institución esté ligada a sus afectos. En mi caso como no habría de estarlo, si este querido Club nació en la cocina de Don Julián y Doña Silvana Delmas, mis padres. Si mi hermano Osvaldo fue uno de sus fundadores, si toda mi familia es incondicional desde su creación, sumándose a la legión nuestros descendientes.
En mi carácter de jugador de fútbol (limitaciones al margen)puse lo mejor de mi en defensa de sus colores. Y como dirigente de antes y de ahora, que nunca abandonó el barco, trabajando por el bien de la Institución, pensando en dejar algo que marque mi paso por la misma.

imagen
“Bataraz”Sabugo, “Petiso” Figueroa, “Colore” Allasia, “Ruso” Burgardt, Ricardo Waiman, “Ruso” Calinger, “Tono” Loyola, Sergio Ramborger, Enrique Andres, “Beto” Zink, “Negro”Suhurt, Jope Saenz.

Juventud Unida nació por el fútbol y para el fútbol. Los tiempos y otras exigencias, hicieron que debiéramos abandonar ese popular deporte y ponernos a trabajar en nuevos proyectos. Así lo hicimos y hoy al cumplir 50 años de vida podemos lucir con legítimo orgullo una Institución en permanente ascenso, lo testifica nuestra cede social con cafetería, bar, secretaría; cancha de bochas totalmente cubierta con flamante cielorraso de madera, nueva iluminación, calefacción, tablero electrónico, sanitarios; cancha de paddle cubierta; gimnasio para la práctica de basquet (tableros de vidrio), voley, cesto ball, con capacidad además para organizar otro tipo de eventos como box, loterías etc.; parrilla amplia con un buen equipamiento; parque jardín; tapialado; veredon de mosaicos frente a toda la sede social; la cancha de fútbol posee 6 torres de iluminación con todo el cableado necesario para la colocación de luminarias; excelente forestación en todo el predio.

imagen

Además estamos trabajando en proyectos tendientes a dotar de sanitarios y duchas que cubran las necesidades del gimnasio, cancha de paddle y cancha de bochas; el cerramiento total del predio y la construcción en nuestro estadio de una pista para motos, karting, spedway, etc. que nos permita la organización de espectáculos nocturnos.
Al realizar un balance de lo sucedido a través de los años, rescatamos aquellos BAILES EN LA PISTA AL AIRE LIBRE, las fiestas camperas en el campo La Sucesión LOS PIC NIC en el monte Rehiue y Hernandez, LOS BAHILES DE LA NIEVE con la ELECCION DE LA REINA DEL CLUB, todo un acontecimiento por la preparación del salón y la expectativa que se creaba en torno a ello. LOS LUNCH Y BAILE con que se festejaban los aniversarios de la institución. LAS OBRAS DE TEATRO, LAS LOTERIAS FAMILIARES. BOXEO, que incluso llegamos a contar con la presencia del Campeón Sudamericano ATILIO CARAUNA. CARRERAS DE BICICLETA, MARATONES, MOTOCROS en la pista natural aledaña a la Laguna de Bender. Aquel BAILE EN EL GALPON DEL FERROCARRIL con la presentación del Pericón Nacional. Nos animamos con Leo Zetner, Gasparin, Los Iracundos, artistas con proyección internacional en ese entonces, cuando todo era complejo por la falta de comunicación, rutas, etc. Debamos también destacar la creación de la BIBLIOTECA LIBERTADOR GENERAL SAN MARTIN.
A partir del año 1976 con la llegada a la Localidad de un Profesor de Educación Física, pusimos nuestro gimnasio a disposición de la Municipalidad, y a partir de entonces en forma ininterrumpida se desarrollan en el los programas de los deportes comunitarios.
En el año 1987 nos incorporamos a la Asociación de Bochas Zona Sur, y desde entonces competimos por los campeonatos oficiales de dicha Asociación en todas las categorías. Quiero hacer referencia a la incorporación de eventos automovilísticos en los inicios de la década del 90, cuando le propusimos al municipio la construcción de un circuito en el predio conocido como el matadero, aprovechando las dimensiones del mismo y la plantación existente. La idea fue aceptada y fue así que en conjunto con el Club Deportivo pusimos manos a la obra con el respaldo de la Municipalidad. En poco

imagen

tiempo pudimos construir el autódromo, hoy “DANTE FUHR”, y incorporación del automovilismo a nuestro quehacer deportivo.
Con el correr de los años fueron tantas los cosas que sucedieron, tantas las anécdotas, tantas alegrías y tristezas, euforias y por que no desalientos, tantos amigos que ya no están, compañeros de juegos, hinchas, simpatizantes.
Como no rememorar y rescatar el esfuerzo que realizaron aquellos allegados al Club que hicieron todo el alambrado perimetral del predio, la perforación para la provisión de agua, la colocación y cuidado del arbolado, todo sin cobrar un solo peso. Tendría que nombrar a tantos, pero temo cometer la injusticia, de olvidarme de alguien. DIRIGENTES con mayúscula, sobre ellos digo: “Que importancia tienen los dirigentes, y cuantas injusticias se cometen contra ellos, que le dedican tiempo, esfuerzo y también dinero en más de una oportunidad, a las instituciones de las que forman parte. Quiero rendirles un sincero reconocimiento a quienes fundaron JUVENTUD UNIDA, y a todos los que pasaron por las distintas comisiones, mujeres y hombres sin excepción, a lo largo de estos 50 años. Todos le dieron amor, esfuerzo, perseverancia, de otra manera hubiera resultado imposible vivir la realidad de este presente”.

LISTA DE SOCIOS VITALICIOS

 Dr. Enrique Pedro J. Ferretti.
 Asad Bechara.
 Martín Noll.
 Antonio Alvarez Bardòn.
 Andrés Koller.
 Matilde B. de Bechara.
 Estefanía R. De Vallejo.
 Manuel Arias.
 Loreto Sàenz.
 Alejandro Franck.
 José A. Figueroa.
 Jesús Mosquera.
 Santiago Burgardt.
 Marta B. De Sabugo.



INAUGURACIÓN CONFITERIA Y ENTREGA DE DIPLOMAS A LOS SOCIOS MAS ANTIGUOS



imagen
Asad Bechara, Jesús Mosquera, Manuel Arias, Andrés Koller y señora.


COLABORARON CON ESTA PUBLICACIÓN:

RESCATE DE FOTOS, DOCUMENTOS, ETC.

Susana Bechara
Marisa Werbach
Elida Bechara
Alberto Schmiedt
Beatriz Bechara
Joaquin Mosquera
Nilda Schwallier
Juan Carlos Seibel
Carolina Holzman

TESTIMONIOS

Hugo A. Arias Marta Becker
Hiparión Gonzalez
Angel H. Zink
Conrado Delmas
Carmen Moyano
Ulpiano (Nito) Gonzalez
Elida Bechara
Jose. Jorge Bechara

COORDINACION GENERAL

Juan Rolando Delmas
Amilcar W. Arias

COMPAGINACION

Nestor Fabian Bustamante
Centro Tecnológico Com. Proyecto Justo

imagen imagen

Del 2000 hasta hoy



No fueron años sencillos, el Club había resuelto dejar su actividad principal y su primera razón de ser, el futbol, eso le permitió volcar sus ingresos a la parte edilicia y, concretar de esta forma obras importantes para la institución; reacondicionar la parrilla, iniciar la obra de dotar al gimnasio de vestuarios, mantener todo lo que con muchísimo esfuerzo se había logrado. Pero sin el futbol se genero un vacio importante de gente y de dirigentes nuevos.
En esos primeros años de esta década el trabajo incansable de Juan Rolando “Rolo” Delmas, por entonces Presidente fue invalorable y en verdad imposible de igualar, prácticamente en soledad o acompañado de muy pocos dirigentes sostuvo la institución en pie, no alcanzan las palabras para agradecer tanto amor, tantas ganas y tanto tesón.
Las bochas, el padel se seguían practicando con servicios en base a concesiones y se hacía algo de basquet dentro de los programas de deportes comunitarios.
Con el correr del tiempo el basquet fue haciéndose una actividad que aglutinaba muchos jóvenes de nuestro medio, comenzamos a participar de encuentros zonales en algunas categorías menores, de a poco se fue formando un grupo de trabajo interesante conformado por los padres y familiares de los chicos que lo practicaban.
La Comisión Directiva brindó todo su apoyo a esa idea y se comenzaron a realizar inversiones en el gimnasio, para dotar al mismo de los elementos necesarios para participar en otras instancias de ese deporte.
Así la actividad fue creciendo y convirtiéndose en la nave insignia de la institución.
Desde el año 2011 que Juventud Unida de la Liga Provincial de Basquet, organizada por la Federación Pampeana de ese deporte y es miembro de la Asociación Santaroseña y Sureña de Basquet.
Somos el equipo representativo del sur pampeano en dicha competencia y forman parte de nuestros equipos jóvenes de toda la zona sur.
El mini basquet tiene un lugar preponderante en la institución, participamos anualmente del Torneo Formativo del Sur Pampeano, y somos organizadores anualmente del encuentro obligatorio de mini basquet el que hemos denominado “Lucas Fuhr”.
El padel ocupa un lugar importante en la vida deportiva del club, nuestros jugadores participan de torneos zonales de la actividad y periódicamente se organizan encuentros en nuestra cancha del que participan jugadores de ambos sexos de toda la zona.
El vóley comenzó a ganarse un lugar importante con nuestro equipo de mami vóley.
Desde hace dos años se logro colocar el piso deportivo en nuestro estadio, luego de años de trabajo.
Este es el final del resumen de nuestra historia, el futuro depende de nosotros, el crecimiento es constante, el club hoy volvió a ser un encuentro de amigos y familias.
ESTAMOS CONDENADOS AL ÉXITO!!!!